Mi vida en patinete + tren

Durante muchos años cuando salía el tema del AVE yo siempre comentaba que en esta provincia nuestra no hacía falta un tren de alta velocidad lo que hacía falta era un tren de cercanías desde Almenara a Vinaroz que te permitiera compatibilizar su uso con tu actividad laboral o incluso con un uso lúdico del mismo, de Almenara a Castellón no hay problema porque la línea C6 de cercanías hace ese trayecto, pero de Castellón a Vinaroz, pues eso regionales caros y pocos.

Recientemente han aumentado el número de trenes y con eso se me abrió la posibilidad de ir a trabajar en tren. Pero claro de la estación a casa y al trabajo hay distancia y no era plan de ir a pie, mi primera idea era ir en bicicleta, ya he subido otras veces la bici en el tren y es una buena opción pero llegar al trabajo sudado no me parecía lo más correcto, acariciaba la idea de una bicicleta eléctrica incluso modificar la mía y añadirle un motor pero los precios me asustaba bastante.

El sábado pasado mientras visitaba a mi padre mi sobrino Aitor me dejó probar su patinete y mirando el precio decidí comprarlo y hacer la prueba

Mi primera sorpresa al ir a comprar el bono del tren es que pese a que el tren se considera de cercanías y sale en la web como perteneciente a la línea C6 en la estación se negaron a venderme billete de cercanías y me vendieron billete de regional en fin algo a lo que pienso presentar reclamación por escrito.

Y llegó el gran día son las 7 y poco de la mañana cojo el patinete y en pocos minutos estoy en la estación, la mañana es fresca para un mes de junio pero los 13/16 km/hora del patinete no hacen un viento como para despeinarme, como es el primer día y he salido con bastante antelación, me toca esperar para los que me conocéis profesionalmente diré que aproveche el tiempo para contestar y enviar emails del trabajo, los que me conocéis mejor sabéis que estaba todo enviciado con un videojuego en el móvil.

El tren llegó cinco minutos tarde, esto es España y si un tren llegara a su hora se caería el cielo y se acabaría el mundo, en el tren hay un compartimento de equipajes donde cabe perfectamente el patinete y tengo que decir que no soy el único patinete y también hay mucha bicicleta plegable.

En el tren seguí viciándome en el videojuego, es decir conteste emails del trabajo y concerte muchas reuniones de trabajo porque yo soy un tipo muy ocupado y serio.

El tren llega a Vila-real, tras la parada en Castellón, puntualmente tarde, pero con margen para llegar a mi puesto de trabajo, no tengo claro cual es la normativa para circular con esto por Vila-real así, busco la forma más simple de no coger mucho tránsito, tras bajar en la estación voy por el paseo de la estación y desde allí por las peatonales hasta el museo de Polo de Bernabe, donde cojo la calle de su mismo nombre hasta el Mercadona donde ya estoy próximo a mi puesto de trabajo. La rotonda del Hada a la entrada del pueblo la cojo a pie y por el paso de cebra que se como las gastan los coches en esa rotonda y no tengo vocación de hamburguesa, de ahí en pocos minutos más en mi puesto de trabajo, tras aguantar un poco, bueno mucho cachondeo de mis compañeros de trabajo.

Como tengo muy claro que no es más importante saber que conocer al que sabe, me pongo en contacto con un amigo que es policía municipal y le pregunto como he de circular, me indica que por la cera y a velocidad de peatón. Con dos cojones justo lo contrario que he hecho por la mañana yo pensaba que lo prohibido era ir por la acera.

Llegan las 6 menos cuarto, en el trabajo más cachondeo todavía, me voy cinco minutos antes porque todos me quieren ver partir, a mi me entra complejo de Titanic, pero ale el viaje de vuelta con las instrucciones clara por la cera hasta la avenida y luego por la cera todo recto hasta la estación.

Llegó pasó la tarjeta del billete por el lector y directo al ascensor para pasar al otro andén, el día que no vaya y me toque subirlo por las escaleras voy a jurar en Arameo.

De regreso a Oropesa voy escribiendo este post, de hecho ya estoy en Benicasim, a punto de llegar a Oropesa, voy a dejar esto a medias y lo acabo en cuanto esté tomando algo.

Ya estoy en Oropesa, me costado más o menos lo mismo que me hubiera costado viniendo en coche pero llego relajado y me ha dado tiempo de escribir este post. Seguiré informando.

Entradas relacionadas:

  • No hay entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.