Fredes: Pinar Pla – Tossal del 3 Reis – Sant Miquel d’Espinalvá

Descargar

Las siete de la mañana en la plaza del Labrador, un dí­a mas con dudas sobre lo que sera la ruta de hoy mas que nada la duda, de como encontrarí­amos la pista de acceso al Pinar Pla, tras las nevadas recientes, pero bueno valientes nosotros para allí­ nos fuimos.

Sobre las 9 ya estábamos en el bar de la colonia Europa, tomando un café para entrar en calor, en el parking del mismo se apreciaba una marca de hielo, pero el tiempo claro y despejado nos motivaba para meternos en la pista y pese a algunas placas de hielo de bastante tamaño y grosor llegar al Pinar Pla.

La senda que va desde el Pinar Pla, hasta el Mas del Ric de Fredes, estaba totalmente helada, y era fácil de resbalar, aun así­, continuamos hasta el inicio del ascenso al Tossal.

La subida es empinada, y en esta ocasión estaba helada lo que dificulto un poco la subida, pero nada que con tiempo y unos buenos bastones no se pudiera superar, a mitad de la subida a nuestra espalda el sol, nos recibí­a y al girar a saludarlo, vimos ni mas ni menos que el mar y es que a esa altura podiamos apreciar la costa, quizás de Vinaroz o Benicarlo, y tras las fotos de rigor, continuamos el ascenso hasta el Tossal dels 3 reis.


Llegados al Tossal, disfrutamos de una vista en 360º espectacular que poco o nada nos impide ver y disfrutamos del dí­a claro y libre de bruma, y seguimos el camino buscando la pista que no dejaremos en casi una hora de camino hasta Sant Miquel d’Espinalvá, ermita actualmente totalmente abandonada pero un sitio ideal para almorzar y con unas vistas privilegiadas, en las que al fondo apreciamos una cordillera nevada (quizás Pirineos).

Desde allí­ y junto al corral abandonado que hemos dejado a nuestra derecha al llegar sale una pequeña senda de la que encontramos algunos hitos marcados en piedra y comienza la senda de regreso, senda totalmente cubierta por la sombra de pinos inmensos, de terreno ideal para caminar y que casi sin desnivel (pero alguno si que hay) nos llevara de nuevo frente al Mas del Ric de Fredes y desde allí­, hasta donde hemos dejado los coches.

Se trata pues de una ruta fácil para disfrutar con casi cualquiera y de cualquier nivel.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario