Manifiesto vacaburra

Hermanas vacaburras del mundo ¿unios!. Yo he decidido que ha llegado el momento de que todas las vacaburras nos unamos. Pa eso he escrito estos estatutos que todas debereis tener en vuestra cocina sujeto en la puerta de la nevera con una miga de pan mojada, moco o similar.

1) Toda vacaburra que se precie no se dirigirá a su marido si no es con un adjetivo como : calvo, hombrecillo, casposo, infeliz etc.

2) Ninguna de nosotras renunciará a comer esos bocadillos de fabada que tanto nos gusta trasegar en la cama antes de dormir.

3) Deberemos poner remedio inmediato si observamos que nuestro peso en canal baja de 120 kilos. Eso quiere decir que estamos comiendo menos, aconsejo aperitivos y tapas de callos, manitas de cerdo, tocino entreverado y muchas judí­as antes de cada comida.

4) Será despedida de la asociación toda aquella que no sepa pegar sin dejar señales a sus trabajadores (en este apartado se entiende a sus maridos) y le serán quitadas todas sus prebendas a la que se pase de mano y no consiga que su esposo le dure vivo más de dos años, a no ser que la desaparición sea debida a accidente. El suicidio y la huida de este no se contempla dado que es caso común.

5) Toda vacaburra que se precie deberá introducirse en el lecho conyugal con rulos y mascarilla de nabos en la cara, sin olvidar el minipimer en la mesilla para defendernos de los posibles ataques sexuales de nuestros maridos.

6) Si bien es lí­cito ocupar el espacio que necesitemos en la cama es preciso dejar algunos centí­metros libres para el “cosilla” pues se sabe de algunos asesinatos de alguna de las nuestras por parte de maridos sonámbulos.

7) El apartado anterior se anula si tenemos a mama en casa. Si no hay mejor sitio dormirá con nosotras y el casposo será ubicado en la bañera, debajo de la cama o en cualquier rincón habilitado para el caso.

8) Una vacaburra digna jamás se irá con su madre, la llamará cada vez que se enfade con su especimen y la traerá a casa para que la ayude a entrar en razón al “caspas”.

9) La frase “ir a comprar tabaco” por parte del hombrecillo ese que siempre piensa en lo mismo, debe ser considerada como un aviso. Es un momento adecuado para sacar la plancha y ponerlo a planchar el montón de la semana. La moral de este debe ser siempre mantenida en los más bajos lí­mites de autoestima para que no se escape.

10) Las vacaburras finas procuraremos desahogar nuestras flatulencias y trompetillas fisilógicas en nuestros hogares, a poder ser delante de nuestros maridos, para que vean lo sanas que estamos y disfruten de nuestro aromas femeninos (algún gusto hay que darles a los cerdos esos).

11) Debeis recordar que si bien en casa es natural transportar a la pareja bajo el brazo y arrancarle el bisoñé para reirnos un ratito, debemos mantener en la calle una actitud digna y llevarlo solo cogido por el cuello. Esta postura es muy adecuada para taponar la aorta unos segundos sin que nadie se entere, si el susodicho tiene la osadí­a de mirar a alguna lagarta delgada de esas que se pasean por ahí­.

Rotunda Marianez señora de Estrechillo.

Origen: Solochistes

Entradas relacionadas:

  • No hay entradas relacionadas

CC BY 4.0 Manifiesto vacaburra por the vice está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario