Cenas de Empresa – In a Cojonciano Remember!!!

Uno de los que para mi es uno de las grandes historias que se publican semanalmente en la revista “El Jueves” es el Profesor Cojonciano genial creacion del genial humorista Oscar Nebreda, el cual en un principio fue creado para educar a los españolitos de a pie durante la transicion en temas de sexualidad, con el tiempo fue añadiendo temas y hoy por hoy es un observador de la vida, que de cualquier tema saca una historieta llena de topicos donde uno por uno puedes ir identificando los personajes que te muestra, yo no tengo su habiliad para el dibujo a ver si consigo hacer algo similar con la prosa.

The-real-santa-claus-391

Para comenzar y por si a alguien no le quea claro NO ME GUSTA LA NAVIDAD, ODIO LA NAVIDAD o por lo menos eso que veo ahora con ojos de adulto que consiste en comer como cerdos en las casas de los familiares cercanos alabando su buen gusto mientras luego sales por la puerta criticando todo lo criticable, odio tener que comprar regalos que no se si seran usados y odio recibir todos los años el “maravilloso bote de colonia” “el genial pijama” y las “imprescindibles pantuflas”, pero si hay algo que temo y me hace tener pesadillas son, las cenas de empresa.

Sobre el papel una cena de empresa es una reunion de compañeros de trabajo en una comida/cena que paga la empresa para hacer buen rollito, crear sentimiento de equipo y relacionarte con todos esos engranajes de la empresa que hacen funcionar la maquina de la que tu tambien eres parte…… pues no es una trampa mortal.

Para comenzar con tus problemas, tienes que convencer a tu consorte de que es una obligacion el asistir,porque como se huela el mas minimo interes en ir, o la posibilidad de que luego te vayas de marcha…. estas perdido ya no vas, y si no vas tienes que dar explicaciones y des las que des siempre quedas mal con algun compañero o como minimo sirves de burla para los que no van, una buena politica es no ir a ninguna, sufres el primer año pero luego ya te ignoran, si eres un freak como yo… simplemente te ignoran.

Ya has conseguido el primer paso, la/lo has convencido, el argumento de que “yo como responsable del picho de tortilla del jefe tengo que asistir, el jefe no me lo perdonaria si fallara” suele funcionar, pero hay que tener cuidado de no abusar, que si se usa mucho se gasta o comienzan a decirte que si eres tan imprescindible que te suban el salario, en fin ya lo has conseguido, ahora toca decidir que te pones, no hay solucion, si te pones informal todos iran con traje chaqueta y corbata y pareceras un pobreton, si te pones traje y corbata todos iran de vaquero y cuero y te llamaran fantasma, lo hagas como lo hagas pringas.

En el caso de las mujeres es horroroso, los hombres la ropa de los domingos o el traje de bodas y comuniones que te lleva encorsetado y la corbata cuyo nudo conservas porque te lo hicieron una vez y no lo sabes hacer, pero ellas, ellas peluqueria, esteticien, vestido, zapatos bolso, etc etc, mas que pagarles una extra lo que hay que hacer es no invitarlas, porque les sale mas barato, y ademas si se entera la parienta que ademas van mujeres ya las cagao la excusa de ser imprescindible ya no cuela.

Si mujeres, no he dicho compañeras de trabajo, porque resulta que debajo del mono de trabajo, de los baberos holgados, de ese pelo recogido en un horrible moño, o de esos seis jerseis que llevan habitualmente hay una mujer, y para la ocasion se han puesto el wonderbra, la faja, los zapatos de tacon de un palmo, las medias, la minifalda, dos kilos de bases y maquillajes, y media botella de perfume del caro de imitacion (el detalle “caro de imitacion”) y resulta que la del despacho de al lado tiene unas tetas que para que y no te cuento de la maruja de la limpieza…. joer si hasta la abuela que esta para jubilarse tiene buena pinta esa noche.

Asi que nada sales de tu casa y te diriges al restaurante, por el camino te cruzas con dos o tres coches de la benemerita, que te miran como buitres mientras se frotan las manos en el ademan de judio avaricioso, pensando que al volver caeras, y es que claro “sin afan recaudatorio” pero justo la noche que coinciden la mayor parte de cenas de empresa, la benemerita decide hacer 90.000 controles de alcoholemia, y bueno tu controlas con lo del alcohol, pero ellos saben que caeras.

Llegas al restaurante, y dentro de la horquilla de horas marcada para llegar llegas mas o menos a la mitad, no quieres ser el primero pero tampoco el ultimo, pues bien que sepas que los que llegaron antes que tu ya llevan tres o cuatro cervezas a costa de la empresa y los que llegan por detras les importa un huevo si te tienes que esperar para cenar, ellos quieren llegar los ultimos para que todos los vean llegar, una vez que llegas alli, comienza la lucha ¿Beber o no beber? en fin una cervecita ahora no me va a hacer nada, me la tomo que con la comida se va y luego no pasa nada, pero claro como hay tardones, la primera es seguida de una segunda y no hay dos sin tres…. y mientras vas controlando al personal……. eso si es un espectaculo.

El criterio de lo que la gente se pone para ir a una cena es increible del traje de alpaca a la camisa negra-blanca con dibujo del camaron de la isla,pasando por toda suerte de chaquetas sport, chaquetas de cuero, jerseis camisas etc etc y ellas van desde vestidos de noche sofisticados a trajes discotequeros 100 % hay que admitir que hasta la peor vestida de ellas esta mejor y demejor ver que ninguno de los hombres y teniendo en cuenta que mientras cuento esto ya me he bebido otras dos cervezas, hasta la que tiene bigote del departamento de cargas me comienza a parecer apetecible.

Alguie da el grito de guerra !A LA MESA!, eso si es un delirio, hay dos versiones, las mesas con nombres y las salvese quien pueda, en las primeras el que ha hecho el reparto se lo ha arreglado bien para el y jodido todo el que le cae mal, osea que casi seguro estas jodido y en la otra por mas que te esfuerces quedaras a la esquina contraria de la gente con la que no querias estar y justo al lado del que querias huir de una forma que no te podras levantar y cambiar el sitio.

Durante el picoteo previo las señoritas de la empresa se han bebido dos botellitas de rosado, una de martini, y ya comienzan a beberse hasta los floreros, las chaquetas comienzan a subir y las lenguas se desatan, siempre hay alguna que tiene ganas de soltar alguna burrada y la suelta como no, comienza el espectaculo, pasen y vean……

La comida continua y el vino de la casa corre, siempre hay alguno que va de “enterado” de vinos (algun dia dire la diferencia entre enterado y entendido) y pide algo que se sale pero lo normal es comer y beber, al fin y al cabo tu nunca vas a un sitio como este a cenar con la parienta, las cervezas mas el vino comienzan hacer estragos, la chaqueta molesta, la lengua se suelta, el espectaculo debe continuar.

Se acaba la comida, ahora los cafes, ya que paga la empresa con el cafe pediremos una copa de nosequenosecuantos que no me gusta pero es caro y hay que joder a la empresa, que se entere ese cabron de contabilidad quien tiene clase y quien no, suma y sigue en la cuenta de porcentaje de alcohol, ahora ya hay gente que se levanta y se va para casa, claro son unos calzonazos, yo me quedo a la barra libre, yo controlo dicen todos para sus adentros.

Mientras los camareros retiran las mesas con cara de cansancio la gente se arrima como buitres a una mesita que han puesto junto con la orquesta donde esta el alcohol para la barra libre, asi que me tomo un gin tonic o un whiski que son bebidas que no dejan resaca y que ademas yo controlo (piensan todos) y que ademas yo con esto puedo estar toda la noche y no me emborracho (esto tambien lo piensan todos) y claro la bebida cae y la orqueta poniendo algo de pachanga hace que te animes y sacas a bailar a la mas fea, que cojones igual te iba a tocar a ti, de todas formas hay por ahi una formula que hace que segun la hora y el numero de cubatas que lleve mi abuela es mis mundo.

Los camareros ya no nos miran mal, simplemente estan sentados con cara de cabreo porque se quieren ir, alguien se percata del tema y dice “porque no nos vamos a XXXX a tomar la penultima”, joder comenzo la guerra, todo el mundo quiere llevar el ascua a su sardina, asi que en virtud de sus gustos unos van a XXX. otros a YYYY, a su casa o simplemente al puticlub mas cercano porque se han dado cuenta de que no van a mojar y para una noche que los dejan salir de casa… pues eso.

Asi que llegamos a BBBB si yo me voy a B porque en B se BB mucho y claro yo ya he perdido la nocion de lo que llevo bebido, y asi la cosa se va alargando la cosa y rompiendo en grupitos hasta que te suena la alarma del movil que te pones habitualmente para despertarte y te das cuenta que dijiste en casa que llegarias a una hora y ya pasan tres o cuatro, asi que te despides de lo que queda de gente y te vas al coche, te cuesta bastante el abrir la puerta y el salir del parking un suplicio, pero no te vas a dejar el coche y coger un taxi, tu controlas…. en fin como sabes que la benemerita esta a la caza y captura de recaudacion te vas por un camino que tu sabes….. por desgracia la benemerita tambien lo sabe y te esta esperando no solo con la boquilla para soplar, sino con unos alicates para quitarte los puntos de forma automatica.

La verdad es que con el susto y ver tu carnet por los suelos se te va el pedo, y llegas cabreado a casa, al llegar tu pareja ya se ha levantado y te mira con esa mirada mezcla de asco y odio que tanto te jode, y se acerca a ti, cuando se da cuenta que en la mejilla llevas unos labios de carmin pintado, direntamte te arrea una leche de la ostia y te monta un pollo del copon, teniendo en cuenta el dolor de cabeza que te esta viniendo a causa de la bebida es un suplicio doble, ni te cuento cuando llega la suegra a comer, solo le falta el eco. ejem.

El lunes cuando llegas al curro antes de entrar te encuentras al securata con una caja de carton con tus pertenencias y un sobre con tu carta de despido y tu talon de indemnizacion, y es que claro aunque tu fueras borracho tu jefe no lo iba y todas esas “medidas para salvar la empresa” que propusiste mientras ibas borracho y todas esos defectos que le sacaste a tu jefe mientras comias y bebias a su costa no le sentaron muy bien.

Asi que bueno consuelate con el cheque podras pagar la multa de la benemerita que te pusieron por alcohol y la que te llegara a casa por el exceso de velocidad que te pillo el radar en la autovia……. pero al menos es dinero para una buena causa ¿O no?

Entradas relacionadas:

  • No hay entradas relacionadas

CC BY 4.0 Cenas de Empresa – In a Cojonciano Remember!!! por the vice está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

6 pensamientos en “Cenas de Empresa – In a Cojonciano Remember!!!

  1. Alós

    La solución: no ir.
    Así­ de fácil.
    Yo no voy nunca, porque bastante de compañeros tengo durante todo el año para desperdiciar un rato que tengo libre con los “compañeros de trabajo”.
    Sí­, me miran raro, porque a la cena de empresa hay que ir, que los compañeros están para llevarse bien, y tal y tal…
    Pero que quieres, lo del trabajo, para trabajar, y lo de divertirse, para divertirse.
    Y que les den…

    Un saludí­n

  2. nanitas

    A vosotros aun os pagan la cena, aqui salimos a escote, nos pagan hoy un piscolabis en Castellón, pero no vale la pena jugársela con el coche.

    Lo peor de todo, es el jefe que se ha tomado unas copas de más y no para de dar el coñazo, que haces le das un empujón o una patada en la espinilla?? se acordará el dí­a siguiente de ti…

    La putada de vivir en Morella, básicamente son los zapatos, esta noche tengo cena, y no se que hacer si ir disfrazada, u optar por los vaqueros… pq claro, no me voy a poner las botas de tacón para subir tanta cuesta!ni unos zapatos marrones con unos pantalones negros, en fí­n, como suelen decir por la noche todos los gatos son pardos.

  3. Rosa

    joer, cuantas complicaciones no? pues yo el sábado tengo comida de ayuntamiento y q quereis, hay mucha gente q me sobra, pero tengo 2 o 3 compañeras con las q me apetece compartir un rato patrocinado por la empresa…

    Sobre la ropa ningún problema: me pongo lo q me apetece. A quien no le guste q ni mire, y mucho menos toque.

    Y el año q no me apetece o no puedo pues no voy…serí  q soy una insensible, pero hay cosas peores en la vida q una cena/comida de empresa…tu historia muy buena the vice ;o)

    Besos,

    Rosa

  4. planetwoow

    muy bueno estaba yo recostado tal patricio romano mientras mi mujer lo leí­a en voz ,tanto uno como otro coincidimos en que es muy bueno solo que la verdad de las verdades muy pocas empresas pagan la cena y mas la que no va el jefe por eso del empleado borrachí­n y socarrón tostón que acaba cantando y dando la vara. Hay una anécdota que siempre visualizo como mi gran putada en una cena de empresa ,y es que soy algo borde resulta que trabajaba en la azulejera por aquella época y el mecánico del turno era un vacilon que se las daba de entendido de vinos ,así­ que un buen dí­a le desafí­e delante de otros a que en la cena de empresa degustara dos vinos uno de mesa y un crianza de los buenos y caros ,así­ que diera su veredicto de cual vaso contení­a el crianza. Pues estando todos presentes en la cena le enseñamos ambas botellas y lo enviamos unos minutos a darse un paseo mientras vertí­amos el licor en los vasos ,el capullo de yo tubo la buena idea de poner en ambos vasos el vino de mesa así­ que lo mandamos llamar y el tí­o to chulo se puso ha hacer las tí­picas pijotadas de menear los vasos, bullir el licor en los mofletes ,oler los vinos y demás .Pues la risa fue y su verguenza cuando se inclino por el contenido de uno y dijo ¡aquí­ esta! este es el crianza.

Deja un comentario