Memorias de una geisha

Si alguna vez en esta vida he sabido mas de un libro sin leerlo era esta vez, si alguna vez en la vida me he resistido a ver una pelicula era esta, y si alguna pelicula no podria soportar perderme seria esta.

Hace ya cosa de dos años una noche entre en el Chat del irc hispano, en uno de esos canales donde los hombres ponen como reclamo un nombre y unas medidas, donde se prometen cosas que no se tiene intencion de cumplir.

Yo siempre entro en todos los sitios con mi nick nunca he considerado que deba esconderme por nada, si lo que estoy haciendo es malo, simplemente debo de dejar de hacerlo, estuve un rato durante el cual todos los hombrel del canal me acosaban con la tipica preguna (eres chico o chica) y es que eso de la indeterminacion del articulo ingles y el vicio da muchas interpretaciones.

Al rato entro alguien se identifico como yasuri, se notaba que al contrario que yo era una habitual del sitio, la gente la saludaba calidamente, no respondia a ninguno con mas que monosilabos (bueno al menos no publicamente pues no puedo saber si tenia abiertos privados), yo le mande un mensaje en privado no me contesto, segui pululando por alli hasta que al rato cuando ya casi iba a cerrar el ordenador me contesto, me pregunto quien era, yo de coña le respondi “soy el terror que aletea en la noche” en seguida supo que es una frase que dice el Pato Darwin en un cutre serie de dibujos animados disney, se rio y comenzamos una conversacion intrascendente, mientras poco a poco intercambiavamos detalles personales del uno y del otro, lo tipico tu eda, tu color del pelo, que si te mando una foto que si me la mandas, nada del otro jueves, no obstante sin oir su voz detectaba una tristeza en lo que escribia que a su vez creaba una atmosfera de confidencia ideal, y es que por internet y a una persona desconocida a mucha gente le es mas facil sincerarse y confiar que con la gente que tienes a tu lado y crees que te quieren.

Su vida era digna de un libro, divorciada de un marido que empezo siendo dulce como la miel y acabo amargo como la hiel, era habitual de los chats porque su marido la habia hecho hacer las mil excentricidades sexuales para saciar su sed de nuevas experiencias, al principio pense que era uno de los rollos historiados que se monta la gente en internet para no tener que decir la verdad, pero para su suerte o su desgracia la suya era real. Dos o tres noches hablamos y me conto detalles, vi que tal como contaba se encontraba mas agusto se desahogaba, quizas necestiba contarlo para ser consciente de lo que habia hecho, fueron noches largas llenas de conversacion, recuerdo que era vispera de una Campus Party, la primera noche de una campus, me comento que dejaba Madrid, que volvia a su pueblo con su hijo, lejos de su marido y que algun dia quizas volviera a entrar, me dio su messenger y unas semanas despues volvio a conectar me dijo que estaba en un cibercafe, que habia entrado por ultima vez para despedirse de aquellos de ese mundo y que despues de mucho pensar solo se despedia de mi, que habia sabido escuchar. Nunca mas volvi a saber de ella.

Unos meses despues irrumpio medusa, recuerdo que le conte esta historia con mas detalles, novele algunos para hacerla mas interesante, di algunos detalles que no puedo escribir por aqui, y comenzo una relacion de msn, que acabo con mensajes que en cuanto tenga tiempo volvere a publicar en esta que aunque no lo crea sigue siendo su web, y es que medusa era lo mejor y mas oculto de alguien que hoy es un fantasma.

Ellas dos tienen sus historias tan tristes o mas que la sayuri de la pelicula, ambas dos eran menoscabadas por quien las tenian, y al mismo tiempo eran deseadas por quien no las tenia, y es que al fin y al cabo Memorias de una Geisha es la historia de una mujer que solo puede ser una media-esposa, solo cuando el sol se oculta, y que aunque este con otros en su corazon lleva el pañuelo que el le entrego, no sabia de que iba la historia cuando comenze a ver la pelicula, pero sabia que me haria sentir, pues de aquella que se identificio con sayuri sabia que era una historia de amor y de sufrir.

Un saludo a medusa, recuerda que esta web siempre sera tu casa, y a yasuri si algun dia llegas a leer esto, recuerda que no te olvido.

Entradas relacionadas:

  • No hay entradas relacionadas

CC BY 4.0 Memorias de una geisha por the vice está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Deja un comentario